VIDEO DEL MOMENTO: BLOCKBUSTERS DEL 2015

TRAILER DEL MES: ANT-MAN

MOMENTO ÉPICO DEL MES: PELEA FINAL DE "THE RAID" 2 CONTRA 1

martes, 21 de agosto de 2012

EL CABALLERO OSCURO ASCIENDE (Un ensayo Impopular) Parte 3


Parte 3: ¿Es éste el final adecuado para la trilogía?

Con una película como The Dark Knight Rises, la gente suele discutir sobre lo bien ejecutada (o no) que está la historia, pero pocos se preguntan realmente si ésa historia es la adecuada para la cinta.  The Dark Knight Rises sigue una continuidad establecida y no se nos presentan otras alternativas que podría tomar la historia. Sin embargo, creo que es algo importante que tomar en cuenta cuando se trata de un filme que no solo sirve como continuación de una historia que empezó dos películas atrás, sino que de paso, es el capítulo final de la misma.  Un final tiene el poder de derrumbar ó elevar una serie basándose en si puede o no complementar las anteriores partes de la historia.  Veamos por ejemplo a Toy Story 3: la escena final de la peli es Hermosa, emocional y se siente como la manera exacta de terminar la historia porque de nuevo, toca el tema del cambio, que es central en toda la trilogía.  Por otro lado, The Dark Knight Rises no se siente como un final tan apropiado para la trilogía de Batman de Christopher Nolan por múltiples razones.

Si miramos las primeras dos películas, hay una progresión natural en la forma en que la historia se desarrolla de BB a TDK.  La escena final de BB nos presenta una conversación entre Batman y Jim Gordon sobre su misión de sacar a Gotham del atolladero criminal en el que está.  Comentan sobre lo que aún hay que hacer y lo que han logrado hasta el momento… Y entonces Gordon saca el tema de la “escalada”, algo que Batman no parecía haber tomado en cuenta.  Si la policía comienza a perfeccionar su trabajo en la guerra contra el crimen, la mafia tomará los pasos necesarios para mantenerse en el poder.  La ciudad incluso pareciera tener lista una respuesta para Batman cuando Gordon le muestra la carta del Joker; la tarjeta de presentación de un nuevo criminal que comparte su gusto por la teatralidad.  Como todos sabemos, éste criminal es el antagonista principal de TDK, El Guasón (o el Joker, como quieran llamarlo) Sin embargo, TDK hace mucho más que sólo utilizar el villano que nos dejaban como pista al final de BB.  El Joker es una completa realización del tema de la “escalada” que se presentaba en ésa conversación. 

Bruce: "Sabía que la mafia no se iba a dejar vencer sin luchar, pero esto es diferente… Se pasaron de la raya"

Alfred: "Usted se pasó de la raya primero, señor.  Los reprimió, los golpeó hasta el punto de hacerlos sentir desesperados y, en su desesperación, recurrieron a un hombre al que no entendían del todo"


Con ésta conversación, TDK regresa, muy sutilmente a esa escena final de Batman Begins.  Hasta ése momento, Batman confiaba en poder entender la guerra que estaba luchando y los retos que debía enfrentar.  Con el Joker, las reglas del juego no cambiaron, desaparecieron del todo.  Las palabras de Alfred hacen hincapié en el hecho que el Joker representa esa escalada que resultó de la misión que Bruce inició en la primera película.  A partir de allí, TDK nos muestra la historia de Bruce siendo presionado hasta sus límites en su lucha por lidiar con el Joker, quien es a la vez su igual y su opuesto de una forma que Batman jamás podría imaginar.
En la foto: Separados al nacer.
La escena final de  The Dark Knight es crucial para intuir la dirección e impulso de la historia, pero hay otras escenas importantes durante el resto de la película que no pueden ser ignoradas: 

Antes de la conferencia de prensa que Bruce iba a utilizar para revelar su identidad como Batman y entregarse, él tiene una conversación con Rachel que hace referencia a algunas cosas que son muy importantes para su historia durante el resto del filme. 

Bruce: " Una vez me dijiste que si llegaba el día en el que yo terminaba con todo esto, estaríamos juntos”
(una referencia directa a su última escena juntos en Batman Begins)

Rachel: "Bruce, no me conviertas en tu única esperanza para una vida normal”


Pero eso es exactamente lo que hace.  Rachel era su luz al final del túnel y el final feliz que había imaginado una vez que su trabajo como Batman hubiera terminado.  Con esto en mente, cuando el Joker obliga a Batman a elegir entre salvar a Rachel o a Harvey, él no solo está escogiendo la vida de uno de ellos, está tomando una decisión sobre qué es lo más importante para él.  Rachel representa su esperanza de tener felicidad y una vida normal más allá de Batman y Harvey representa su mejor oportunidad de ganar la guerra contra el crimen y completar su misión.  Lo importante es, que Bruce decidió aferrarse a su oportunidad de una vida normal, pero eso le fue arrebatado, lo que lo deja sólo con la misión.  En la escena final, Dos Caras le pregunta a Batman: “¿Por qué fui yo el único que lo perdió todo?” a lo que Batman responde con: “No lo fuiste”  Con esa frase, Bruce reflexiona dolorosamente, en lo duro que fue perder a Rachel.  Ya no tiene ninguna esperanza para su vida personal, sin embargo, todavía tiene a Batman… de hecho, eso es básicamente lo único que tiene ahora. 

Ahora llegamos al final del filme, y escuchamos a Jim Gordon explicarle a su hijo el rol que ahora Batman debe cumplir:

"Porque él es el héroe que Gotham se merece, pero no el que necesita ahora.  Así que lo cazaremos, porque él puede soportarlo… porque él no es nuestro héroe… es un guardián silencioso… un protector vigilante… un caballero oscuro"

Ése discurso final es, simplemente perfecto.  Cuando escuchas esas palabras finales, se nos revela que el título de la película no es sólo el “apodo” de Batman, sino una reflexión sobre quién es el personaje y ése es un rol que Batman es lo suficientemente desinteresado para interpretar.  Nótese que todo se enfoca hacia lo que Batman está dispuesto a hacer: Ellos lo cazarán porque él puede soportar ser perseguido.
Sé que me tomé algo de tiempo para llegar a esta conclusión, pero lo hice para poder delinear bien el viaje de Bruce durante las primeras dos películas.  Batman Begins nos muestra a Bruce canalizando su ira en algo positivo para convertirse en Batman; The Dark Knight nos muestra cómo es llevado a sus límites, para verlo convertido definitivamente en Batman.  De ninguna forma nos dicen que Bruce se ve forzado a dejar de serlo; hubo un momento durante el filme donde esto casi ocurre, pero Alfred lo animó a soportar el odio de la gente para poder hacer lo que era necesario para Gotham.  Ésa es la elección que él hizo cuando el Joker exigió que se entregase y es la misma decisión que toma al final.  Él sabe que la gente se pondrá en su contra ahora, pero decide soportar esa carga y continuar. 

The Dark Knight Rises interrumpe la fluidez de la trilogía, ya que no sigue la trayectoria de la historia de Bruce Wayne.  Su retiro no se siente como una progresión natural, tomando en cuenta como terminó TDK.  Las dos primeras películas nos mostraron a un Bruce Wayne que era impulsado tanto por su amor por Rachel como por su dedicación a la guerra contra el crimen.  Con su esperanza para una vida normal más allá de Batman muerta, sería natural para él dedicarse de lleno a ser el Hombre Murciélago que simplemente renunciar.  Batman fue creado, parcialmente, como una vía de salida para el dolor y la rabia de Bruce, por esa misma razón, sufrir una pérdida como la de Rachel lo habría llevado a refugiarse mucho más en esa parte de su identidad.
Ser o no ser... he ahí el dilema.
Aparte de su depresión, la única otra justificación que nos dan para explicar por qué Bruce dejó de ser Batman fue la Ley Harvey Dent.  Éste punto de la trama en particular me causó mucha frustración por múltiples razones (una de las cuales ya detallé en la parte 2 de éste ensayo)  La Ley Harvey Dent básicamente acabó con el crimen organizado en Gotham.  Algunos de ustedes tal vez digan que ésa fue la razón por la cual Batman y Jim Gordon encubrieron los crímenes de Harvey, pero la verdad es que no es cierto.  En ningún momento TDK dio a entender que se habían librado completamente del crimen organizado; de hecho, lean éste fragmento de diálogo del filme en el que se explica la victoria que obtuvo Harvey, que era lo que al final trataban de proteger: 

Alcalde García: "549 criminales a la vez, ¿Cómo convenciste a Surrillo de seguir adelante con ésta farsa?”
Harvey Dent: "Ella comparte mi creencia en la justicia; después de todo, es una Juez"

Alcalde García: "Pues incluso si logras que Surrillo condene a alguien, vas a establecer un record mundial de apelaciones"


Harvey Dent: "No importa.  Los criminales principales saldrán bajo fianza, segur; pero los de nivel medio no podrán.  No pueden permitirse estar fuera de las calles por el tiempo que dura un juicio y apelar, así que harán tratos, los cuales incluirán un tiempo en la cárcel.  Piensa en todo el bien que podrías hacer con 18 meses de calles libres de crimen."

Junto con la imagen del héroe en el que Gotham necesitaba creer, esto es lo que Batman buscaba preservar cuando decidió inculparse por los crímenes de Harvey.  Los criminales poderosos iban a seguir haciendo de las suyas y los de nivel medio de sus organizaciones respectivas volverían en 18 meses.  Para ponerlo en términos de Star Wars:  En Batman Begins, Batman y Jim Gordon iniciaron la Alianza Rebelde, luego, en The Dark Knight, Harvey Dent los ayudó a destruir la Estrella de la Muerte, lo cual fue una gran victoria para ellos, pero eso no quería decir que habían acabado con el Imperio Galáctico, ¿me explico?  Obviamente, el simple hecho que la Ley Harvey Dent no forma parte del final de TDK, no lo convierte automáticamente en un error de continuidad; es creíble que algo como eso pudiera ocurrir y puedo incluso dejar pasar el hecho que sólo con crear una simple ley,  la ciudad acabó completamente con el crimen organizado.  Mi problema está en el efecto que ésa ley tiene en la historia a gran escala. 

Una de las cosas que separan a las dos primeras Cintas de Batman dirigidas por Nolan de otras interpretaciones del personaje e incluso de otras películas de súper héroes, es el hecho que las mismas le dan a Batman una misión concreta.  Mientras que la mayoría de éstas pelis tienen amenazas al azar que no se conectan de una película a la otra, la misión del Hombre Murciélago en ésta serie permite que el conflicto fluya y se expanda en el transcurso de las dos primeras partes.  Rachel le explica a Bruce que el hombre que asesinó a sus padres era producto del ambiente creado por hombres como Carmine Falcone, el mafioso que prácticamente dirigía la ciudad.  Una vez que él entiende eso, Bruce no se dedica a correr por ahí, atrapando carteristas; él quiere salvar a Gotham luchando una Guerra contra hombres como Falcone.  Bruce dice: "Voy a mostrarle a la gente de Gotham que su ciudad no le pertenece a los criminales ni a los corruptos" Ésa guerra contra el crimen organizado es la razón por la cual él se convierte en Batman y la fuerza que lo motiva en las dos primeras pelis.  Todo está conectado a eso; Ra's al Ghul quiere destruir Gotham porque cree que está tan llena de crimen que es imposible salvarla.  El Joker aparece en escena como resultado de la escalada que Batman inició al comenzar su Guerra.  Casi todos los elementos de la historia se derivan de ello de una u otra forma.  Hasta que llega la Ley Harvey Dent, con la cual el crimen organizado, ese crimen organizado sobre el cual toda la historia estaba construida, llega a una conclusión totalmente anticlimática, ya que nos enteramos de ella por un pequeño discurso del Alcalde.  Es casi como si al inicio de El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey, de pronto vemos a Frodo y a Sam sentados en La Comarca, hablando de cómo Gollum les hizo un favor y se llevó el anillo él solo el resto del camino.  Admito que la comparación es un tanto extrema, pero si vemos las primeras dos Cintas de la trilogía de Nolan y pensamos en éste punto, creo que se darán cuenta que mi argumento es válido.  Al igual que en la trilogía del Señor de los Anillos, los personajes de ésta historia luchan para lograr algo durante el transcurso de los dos primeros filmes y ésa lucha continúa en el tercero.  La misión de Batman no es tan tangible como las de los héroes de Tolkien, pero está allí sin duda, y el hecho que TDKR se deshaga de ella así tan como si nada hizo que para mí, no se sintiera como una apropiada continuación de la historia.
Otra cosa que tampoco me pareció bien fue la forma en que TDKR socava uno de los temas principales de TDK, la idea de la mentira noble.  Al final de The Dark Knight, Batman decide asumir la culpa de los crímenes de Dos Caras porque sabía que Gotham necesitaba creer en Harvey Dent.  Cuando Bruce decidió convertirse en Batman, no era solo para asustar a los criminales, también lo hizo para darle a la gente un símbolo en el que pudiera creer.  Algo que fuera incorruptible y duradero; sin embargo, ser Batman tiene sus limitaciones.  Como él trabaja fuera del sistema, se esconde entre las sombras y rompe la ley, Batman no puede ser un símbolo indiscutible de justicia.  El filme nos muestra que incluso luego de un año siendo Batman y sirviendo a Gotham, hay gente que se ve inspirada por sus actos y personas que se preguntan si está haciendo algo realmente positivo.  Cuando Bruce conoce a Harvey Dent, ve a alguien que entiende su lucha por la justicia y que puede ser el símbolo que Batman no puede ser.  Harvey es un héroe con un rostro que la gente de Gotham puede identificar como algo a lo que aspirar a ser; su imagen representa al bien limpio e incorruptible.  Bruce cree que Dent es un símbolo que puede ser más poderoso que Batman, así que su decisión de llevar la culpa es un sacrificio que hace pensando en el bien mayor.  Lo interesante es que Bruce no es el único que cree en ésa idea.  Cuando el Joker exigió que Batman se entregara, Harvey tomó su lugar porque creía en la batalla que Batman luchaba.  A mitad de la cinta, Gordon finge su propia muerte, incluso sin consultarlo con su familia para asegurar su seguridad por la misma razón. Finalmente, tenemos el engaño de Alfred, quien tenía toda la intención de darle a Bruce la carta de Rachel en la que ella revelaba su intención de casarse con Harvey Dent.  El momento en el cual él reconsidera y cambia de idea es cuando Bruce le dice: “Ella iba a esperarme Alfred, Dent no puede enterarse nunca”  Esa segunda parte de la frase es la crucial.  Bruce quería ahórrale a Harvey el dolor de saber que Rachel iba a dejarlo.  Está tratando a Dent de la misma forma en la que le gustaría ser tratado.  Alfred entiende esto y finalmente maneja la situación de acuerdo con el mismo concepto de decencia y amabilidad de Bruce.

En la foto: Un mentiroso.
"A veces la verdad no es suficiente.  A veces la gente merece más… a veces la gente merece que le recompensen su fe"

Con éstas mentiras nobles, TDK confronta los conceptos y convenciones morales y los lleva a un lugar donde no todo es blanco o negro.  La mentira de la que Batman está dispuesto a formar parte es un sacrificio noble y puedes incluso escuchar la admiración en la voz de Jim Gordon cuando le habla de él a su hijo en los momentos finales del filme.  Dado el lugar que ocupa éste tema en particular, es decir, justo al final de la cinta y el hecho que es dicho abiertamente, no es una locura pensar que ése es el mensaje principal de la misma.  Así que, ¿por qué diablos iba la secuela prácticamente a pisotearlo?

The Dark Knight Rises trata esa mentira noble como algo sucio e inmoral que, irrefutablemente, está mal.  Para Gordon, es causa de vergüenza, algo que lo está atormentando duramente.  El filme incluso destroza el sacrificio de Batman a través de John Blake, quien está visiblemente asqueado por las acciones de Jim Gordon cuando se entera de la verdad.  Si nunca hubiera visto TDK, habría pensado que ésta terminó en alguna especie de pacto vergonzoso al estilo de “Se lo que Hicieron el Verano Pasado”, pero en realidad fue todo lo contrario.  Las películas que forman parte de una serie se supone que deben funcionar juntas y no en contra.  La forma en que TDKR se opone a uno de los temas centrales de su predecesora le hace daño como secuela.
Mi crítica final para TDKR es la más difícil de argumentar, pero trataré de explicarla lo más claro posible.  No me gustó como la cinta cambió la historia general de Batman que la serie parecía estar contando.  Tanto BB como TDK están ambientadas en los primeros años de Bruce como Batman, al igual que las historias del comic que las inspiraron: Year One y The Long Halloween, respectivamente.  The Dark Knight nos muestra a un Bruce que continua en su rol como el Hombre Murciélago mientras aprende sobre sus limitaciones; entretanto, el tema de la escalada nos muestra a la Gotham de las películas convertirse más en la Gotham de los comics gracias a la aparición del Joker: "Cambiaste las cosas, para siempre… Ya no hay vuelta atrás"  Las dos primeras pelis casi pueden sentirse como una sola historia sobre el origen de no sólo de Batman, sino de la Gotham que los fans de los comics conocemos.  Al final de TDK, Batman está casi a punto de convertirse en la leyenda de los comics.  Como luchador contra el crimen, ha desarrollado ya casi todas sus habilidades a su más alto nivel y aun así, el personaje todavía no se ha convertido en el tipo de leyenda que Ra's al Ghul describía al inicio de BB, porque Bruce sacrificó el símbolo de lo que Batman representaba para proteger la imagen de Harvey Dent.  The Dark Knight Rises termina con Bruce dejando la lucha contra el crimen y con la imagen de Batman convirtiéndose en ése símbolo eterno que Bruce siempre quiso que fuera.  Sin embargo, el Batman de los comics es la leyenda y el luchador al mismo tiempo.  Tomando en cuenta la historia que las primeras dos películas trabajaron juntas para contar, creo que habría sido más sensible terminar ésta trilogía con Bruce en el tope de sus habilidades, habiendo recuperado el honor de Batman para convertirse completamente en ése héroe, en ésa leyenda inmortal.
"Espero que no me manden a mí el recibo de la luz"


Miremos el desarrollo de Bruce como Batman durante el transcurso de la trilogía:
Batman Begins: EL COMIENZO
The Dark Knight: 1 Año después, una continuación de sus primeros años.
The Dark Knight Rises: 8 Años después, Los Últimos Días.


Si al menos el espacio de tiempo hubiera sido de, por ejemplo, 4 años entre BB y TDK, ese salto de 8 años le hubiera dado a la serie la sensación de un comienzo, un desarrollo y un final.  Sin embargo, ya que TDK ocurre a tan poco tiempo de BB y la historia tiene ése gran ímpetu al final para pasar a la tercera parte, realmente creo que mostrar el “final del principio” hubiera sido una manera más natural de concluir ésta trilogía. 
Ese salto de 8 años y la decisión de mostrar el final de la “era” de Bruce como Batman causan unos problemas muy notables con la serie como adaptación de la leyenda del Hombre Murciélago.  En primer lugar, le hacen un poco de daño al legado del Joker como personaje y su conflicto con Batman… ¿por qué? Piensen por un momento a lo que el Joker dice en la última escena entre ellos en TDK:

"No me matarás por causa de un desubicado sentido de honor y rectitud y yo no te mataré porque simplemente eres demasiado divertido.  Creo que tú y yo estamos destinados a hacer esto para siempre"


"Hoy llevas tú la pizza"
Ésa frase fue la manera perfecta de sugerir que ése no era el final del conflicto entre el Joker y Batman, sino el comienzo de una batalla sin fin entre esos dos personajes, muy similar a como sucede en los comics.  Obviamente, la muerte de Heath Ledger trajo como consecuencia que el personaje no volvería a aparecer en TDKR, pero eso no debía significar necesariamente que el rol que tenía dentro del universo de Nolan debía terminar.  Si la historia de The Dark Knight Rises hubiera ocurrido un año después de The Dark Knight y hubiese terminado con Bruce aun siendo Batman, podríamos imaginarnos que él y el Joker se enfrentarían de Nuevo en algún momento, incluso si el filme no hace referencia a ello directamente.  Sin embargo, ya que The Dark Knight Rises nos dice que el Joker no hizo absolutamente nada en 8 años y que Bruce ya no está protegiendo a Gotham al final de la historia, el rol del personaje dentro del universo Nolan está confinado únicamente a The Dark Knight. 


Piensen también en la cantidad de tiempo que Bruce fue Batman durante su vida (en la trilogía)  La línea temporal de las pelis es algo difícil de concretar, pero seamos generosos y digamos que BB nos muestra a Bruce siendo Batman durante aproximadamente 3 meses; luego lo fue durante todo un año entre BB y TDK.  The Dark Knight lo muestra como Batman por, tal vez otros 3 meses y luego, TDKR nos dice que renunció por 8 años.  Entonces, él sale de su retiro por quizás un mes y después se recupera de la lesión de su espalda para ser Batman de nuevo por menos de una semana.  Esto nos da un total de: menos de 2 años.  Eso no me parece bien.  Y no me vengan con eso del “realismo” del universo de Nolan y “esa es la cantidad lógica de tiempo que podría soportar el cuerpo de un ser humano normal si fuera Batman” (créanme, ése argumento lo he escuchado ya)  Nolan estira sus propias reglas de “realismo” cuando le conviene, así que, si él hubiera decidido finalizar su trilogía con Bruce aun siendo Batman luego de tres o cuatro años, nadie habría cuestionado el realismo de ésa situación.  El punto es que Batman no es simplemente algo que Bruce “hace”, es parte de lo que lo define como persona.  La brevedad del tiempo durante el cual él fue Batman, hace que se sienta como una parte de su vida más insignificante de lo que en verdad debería ser.
En la foto: Una vida insignificante.
Dejando de lado ése problema (que admito es algo muy personal) también pienso que mostrar el final de Bruce siendo Batman no le sienta bien al personaje.  Hay protagonistas como Frodo Baggins, Luke Skywalker, y Harry Potter cuyas historias se benefician de un final definitivo, pero los súper héroes pertenecen a otro grupo.  Cuando vemos personajes como Batman, Indiana Jones, James Bond, e incluso Jack Sparrow, se siente bien ver el final de sus historias y simplemente saber que sus aventuras seguirán.  Éste tipo de final es incluso muy común en muchas formas de narrativa.  Tanto Batman Begins como The Dark Knight logran utilizarlo efectivamente, proporcionando conclusiones satisfactorias a sus historias, más no a su personaje principal.  Muchos sienten que el final de The Dark Knight Rises es un final satisfactorio para la trilogía y debo decir que, aunque respeto ésa opinión, yo no estoy de acuerdo.  A veces, el final feliz más adecuado para un personaje es continuar con una vida llena de propósito ó aventura, y pienso que ése tipo de final es mucho más cercano al espíritu de la historia de Bruce Wayne que huir para vivir feliz para siempre con una chica que lo robó y lo traicionó.

En definitiva, aunque después de leer todo esto, pareciera que El Caballero de la Noche Asciende no me gustó, debo aclarar que no es cierto; es una buena película, pero no un gran filme, como lo fueron sus anteriores dos partes.  Si debo describir en una frase cómo me sentí después de verla, pues diré que no me aburrió nunca, pero tampoco me entretuvo siempre.


Nos vemos en la sala de cine…

lunes, 13 de agosto de 2012

EL CABALLERO OSCURO ASCIENDE (Un ensayo Impopular) Partes 1 y 2


THE DARK KNIGHT RISES
Las películas sobre Batman de Christopher Nolan han sido el estándar  a seguir para medir la excelencia de los filmes de súper héroes desde el estreno de BATMAN BEGINS en el 2005.  Recuerdo claramente la sorpresa (agradable) que sentí al verla, logrando sumergirme en su trama, estilo y tono desde el comienzo hasta la increíble revelación de la carta del Joker al final.  Muy pocas veces he esperado el estreno de un filme como lo hice con THE DARK KNIGHT, la continuación de la historia, que Nolan estrenó en el 2008 (¡¡Fueron tres años de agonía!!)  Mientras más lograba descubrir acerca de ella, más seguro estaba que sería una cinta increíble.  Y de alguna forma, incluso con mis expectativas así de altas, THE DARK KNIGHT me dejó sin aliento.  

Éste año, viví una experiencia similar cuando logré ver una peli que resultó ser todo lo que estaba esperando luego de años y años de espera… esa película fue THE AVENGERS.

Lo que viví con THE DARK KNIGHT RISES fue algo… diferente.

Al igual que en BATMAN BEGINS, THE DARK KNIGHT nos dejó con un final que hubiese podido ser definitivo y satisfactorio, si hubiesen elegido dejarlo así; pero al mismo tiempo creaba el deseo de ver hacia dónde iría la historia.  Mientras más leía sobre THE DARK KNIGHT RISES, más empezaba a darme cuenta que la dirección que estaba tomando la trama era muy diferente a la que me imaginaba luego del final de la anterior.  Debo admitir que no me entusiasmaban demasiado algunas de las ideas que se publicaban sobre ésta, pero me decía a mi mismo: “Nolan sabe lo que hace, confía en él” y, cuando las reseñas tan grandiosas alabando a la película comenzaron a aparecer, compré mis entradas y me dirigí al cine esperando salir satisfecho y elogiando a Christopher Nolan por haber completado la más grandiosa trilogía de todos los tiempos.

Debo destacar que esperé a verla por segunda vez antes de escribir éstas líneas, para estar seguro de mis sentimientos hacia la cinta, apreciar un poco más todos los detalles y así poder armar un ensayo justo y coherente.  Tengo mucho que decir sobre ésta película, así que, para que usted querido lector, no se aburra (demasiado) voy a separarla en tres secciones.  La parte 1 NO hablará de las sorpresas  y vuelcas de tuerca que tiene la historia, por ende, sin aún no la ha visto, le recomiendo que sólo lea ésta sección.   La parte 2 es una mirada detallada a lo que, en MI OPINIÓN funciona y no funciona en cuanto a la historia y la parte 3, hablará sobre qué tan adecuado es (o no) éste final para toda la trilogía.

Como nota informativa antes de iniciar, les diré que, para no repetir los largos y tediosos de escribir títulos de las tres películas que conforman la trilogía de Nolan, pasaré de ahora en más, salvo contadas excepciones, a abreviarlas de la siguiente manera:

BATMAN BEGINS: (BB)
THE DARK KNIGHT: (TDK)
THE DARK KNIGHT RISES: (TDKR)

Ahora si, prosigamos...

Parte 1: Lo Básico

Siendo lo más objetivo posible, no puedo decir que THE DARK KNIGHT RISES es mala.  Al igual que todas las anteriores Cintas de Nolan, está muy bien realizada y excelentemente actuada.

Christian Bale lleva a Bruce Wayne hacia el final de su viaje convincentemente a través de todos los altibajos que su personaje sufre.  Michael Caine nos regala su mejor actuación en la trilogía como Alfred, de cuya mano llegan los momentos más emotivos del filme.  Gary Oldman no tiene tanto que hacer ésta vez, pero está fantástico como un Jim Gordon más viejo y agotado.  Joseph Gordon Levitt le da humildad y encanto, además de valor e inteligencia al personaje de John Blake, quien probablemente sea mi personaje favorito de la película.  Anne Hathaway se apropia del personaje de Selina Kyle, y aunque su rol en la historia no termina de convencerme, su interpretación es impecable y divertida.  Tom Hardy hace un excelente trabajo interpretando a un Bane poderoso y con mucha presencia.  Pienso que su apariencia y sobre todo la mascara funcionan muy bien; lo hace ver intimidante, como si tuviera un bozal por ser un perro agresivo y peligroso; incluso llegué a asociarla con ésa tan famosa que usa el personaje de Hannibal Lécter.  El Joker de Heath Ledger era algo difícil de seguir, pero Bane es un personaje tan diferente que no queda TAN ensombrecido por su recuerdo.

Como comentario adicional, les cuento que noté una conexión muy interesante entre BATMAN BEGINS y THE DARK KNIGHT RISES.  Si fue una completa coincidencia o algo ingeniosamente sutil, no sabía decirlo, pero fíjense: Al comienzo de BB, Bruce le dice a uno de los prisioneros “Tú no eres el demonio, eres mi práctica” en TDKR, Bane hace notar su presencia a un hombre que estaba hablando de él diciendo “Si nombras al demonio, éste aparecerá”  Los guionistas quizá hicieran a Bane referirse a sí mismo como el demonio para reforzar la idea de que él es ése reto para el cual Batman se estaba preparando.  Probablemente sea una coincidencia pero, igual causó un muy buen efecto en mí al ver la peli.


Foto: El Demonio

La acción en la película es presentada en una escala más grande y las escenas de pelea son las mejores de la trilogía; sin embargo, a algunas de ellas les falta esa chispa de ingenio de las cintas anteriores.  Para mi, lo que hace que una escena de acción sea memorable es la inclusión de momentos divertidos (y con esto no quiero decir “graciosos” necesariamente) que tomen a la audiencia por sorpresa; por ejemplo: TDK tiene una escena de persecución muy emocionante que concluye con Batman utilizando su bati-moto para voltear un camión y luego, sin esfuerzo alguno, da un giro rápido utilizando la rueda frontal de la misma sobre una pared… el público aplaudió al verla en el cine y, cada vez que vuelvo a verla, esa escena me hace sonreír.  A las secuencias de persecución y de acción de TDKR les faltan ésos momentos que logran inducir una respuesta audible del publico en la sala de cine, esos momentos que, al ver la cinta de Nuevo, nos dibujan una sonrisa en el rostro.  Esto refleja uno de mis problemas con TDKR en general: casi toda la peli es oscura y sombría, cosa que es comprensible, pero no ofrece un balance tan efectivo con los momentos divertidos como en las anteriores de la trilogía.  Dicho sea de paso,  la mayoría de los elementos dramáticos del filme tuvieron muy poco efecto en mi.  La historia nunca logró atraparme de la forma en que esperaba, sobre todo luego del excelente trabajo que hicieron BB y TDK en ése departamento.  Esto sucedió, parcialmente, gracias a que a la historia en ésta última le falta algo de enfoque.  Sobre éste punto en particular hablaré más adelante, pero por ahora solo diré que no sentí que el guion estuviera bien planteado del todo, al menos no como en BB y TDK. Si a ver vamos, en TDK pasan muchísimas cosas, pero casi todos los elementos de la historia están bien desarrollados y encajan perfectamente; TDKR no logra desarrollar sus piezas individuales a un nivel satisfactorio para poder integrarlas efectivamente.  

Parte 2: ¿La Historia Funciona Tan Bien Como Debería?



Una de las cosas que le dan ímpetu a esta cinta es Bane, lo que le hace a Bruce y lo que quiere hacerle a Gotham.  Para mí, la meta final de Bane no se siente original ni suficientemente interesante.  Mientras que las amenazas en BB y TDK logran diferenciarse significativamente una de la otra, TDKR prefirió reciclar la misión de Ra's al Ghul de Batman Begins.  La película justifica ésta similitud en la historia, pero eso no la hace más llamativa, de hecho, en éste caso tiene menos sentido y el método que eligieron para ejecutar el plan es incluso menos atractivo.  Al inicio de BB, el falso Ras al Ghul dice que "... la ciudad se ha convertido en un sumidero de sufrimiento e injusticia; no puede salvarse y debe permitírsele morir” Ok, eso lo entiendo, la ciudad está llena de crimen, corrupción y pobreza, así que La Liga de Las Sombras cree que para hacer justicia, verdadera justicia, deben aniquilarla por completo y empezar de cero.  ¿Cuál es el plan de Bane? El aún quiere destruir a Gotham y “completar la misión de Ra's al Ghul" pero la justificación ideológica no está  allí realmente.  Como resultado de la mentira que Jim Gordon y Batman dijeron al final de TDK, la Ley Harvey Dent entró en acción y Gotham ya no está plagada de crimen organizado y corrupción, es sólo una ciudad común y corriente.  Éste hecho es resaltado incluso en la primera conversación entre John Blake y Jim Gordon en la película.  Así que, ¿por qué quiere Bane destruirla?  

Como ya mencioné, el método que eligieron para destruir la ciudad no es tan atractivo ni significativo esta vez.  Ra's al Ghul planeaba utilizar la toxina del miedo para esparcir pánico y hacer que la población de Gotham se destruyera a si misma.  El miedo es central en la historia de Batman Begins.  Allí vemos a Bruce caer en un pozo para luego ser asustado por unos murciélagos; luego, su padre le dice que lo atacaron porque tenían miedo, porque “…todas las criaturas sienten miedo”  Al llegar a adulto, Bruce quiso usar el miedo como un arma contra aquellos que se aprovechan de los temerosos, convirtiéndose así en Batman.  Al final de la cinta, tenemos a Ra's al Ghul utilizando literalmente el miedo como arma en lo que él cree es una misión de justicia.  Viendo ésta peli, los temas de miedo, superación del miedo y el utilizar el miedo como arma están presentes de principio a fin, con el plan de Ra's al Ghul como tiro de gracia para concluir la historia.  He pensado mucho en el método que Bane quería emplear para destruir la ciudad y lo mejor que puedo concluir es que el reactor de fusión simboliza el potencial que una cosa puede tener para hacer mucho bien o mucho mal, dependiendo quien lo utilice pero, para ser sincero, como recurso narrativo no se sintió particularmente creativo u original.

Entonces tenemos a Talia.  Ya casi al final de la película, Miranda Tate revela su verdadera identidad como la hija de Ra's al Ghul, la cual estaba trabajando con Bane desde el principio.  Al igual que para la mayoría de los fanáticos de Batman, ésta revelación no fue una sorpresa; sin embargo, el súbito cambio en su personaje no causó mucho efecto porque, con todo lo que estaba sucediendo previamente y con todos los personajes que el filme trataba de desarrollar, Miranda no había causado una gran impresión en mi.  Indiana Jones y la Última Cruzada tiene un momento similar de traición cuando a mitad de la cinta, Elsa, la compañera de Indiana resulta ser una empleada de los Nazis.  Elsa siempre estuvo al frente de la acción y su papel, antes de la revelación fue prominente e incuestionable, lo que hace que su engaño sea no sólo importante, sino creíble para la audiencia.


Miranda era básicamente un personaje terciario, especialmente al comparársele con otros de los personajes secundarios e incluso, luego que su verdadera identidad es revelada, no tiene mucho que hacer: Apuñala a Batman, recita un larguísimo monólogo explicando porque debería importarnos su personaje (demasiado poco, demasiado tarde) y luego se va a asegurarse que la bomba estalle; luego es detenida, recita un corto monólogo villanesco (¡podrán detenerme, pero nunca detendrán la bomba jajajaja!) y despues se muere (pésimamente, debo añadir) Hubiera tenido un poco más de respeto por el personaje si por lo menos la hubiera visto pelear con Bruce o con Selina, lo que la establecería como un contrincante formidable.  En cambio, ella existe simplemente para proveer al filme de una vuelca de tuerca poco efectiva y, como consecuencia directa de esto, merma el poder que Bane tenía como contrafigura principal.


Bésame, bésame muchoooooo
Pero la que posiblemente sea mi mayor queja sobre ésta película, son las dos terriblemente escritas sub tramas románticas.  Bruce se involucra con Miranda sin ningún tipo de crescendo emocional.  Luego de verse un par de veces al principio de la cinta, Miranda llega a la mansión Wayne y se encuentra con Bruce bajo la lluvia, entran, hablan brevemente, se besan y ella se acuesta con él.  Siendo justos, tampoco te dicen que Bruce se enamoró perdidamente de ella, pero si parecía importarle mucho así de pronto.  El punto es que ésta relación se hubiera sentido más natural si el filme hubiera hecho un mejor trabajo ilustrando que Bruce se sentía solo, en lugar de establecer únicamente que estaba aislado y deprimido. 

También tenemos la historia de “amor” entre Bruce y Selina.  Ella le roba a Bruce porque quiere tener acceso a un software que lograría borrar todo su prontuario criminal para así poder empezar su vida desde cero; luego, engaña y traiciona a Batman para que La Liga de Las Sombras la dejan en paz.  Si, ellos tuvieron un par de momentos durante los cuales Bruce intentó apelar a su lado bueno, pero el filme nunca logra realmente hacernos sentir que ellos deben estar juntos, que son el uno para el otro.  Su beso antes que Bruce se fuera volando en el murciélago para salvar a la ciudad se sintió forzado, incluso luego del regreso a lo Han Solo de ella cerca del final.  No me hubiera molestado tanto todo esto si lo hubieran dejado allí, pero tenían que llevarlo más allá.  Selina estaba con Bruce cuando Alfred lo vio en ese café al final de la peli.  Esa es la realización del sueño de Alfred en donde Bruce logra seguir con su vida y encuentra la felicidad.  Y ya que Alfred quería (porque así lo dijo) que Bruce estuviera con una esposa el final sugiere, hasta cierto punto, que Selina es el amor de su vida.  Esposa o no, Selina es una parte importante del final feliz de Bruce.  Si eso era lo que querían hacer, entonces el desarrollar la relación entre ellos debió haber sido una prioridad mucho mayor dentro de la historia.  

Foto: Las dos caras de Rachel
Las primeras dos películas hicieron un muy buen  trabajo estableciendo cuanto amaba Bruce a Rachel Dawes  y lo que ella significaba para él.  Dada la importancia de Rachel, ésta peli realmente necesitaba mostrar mucho mejor el por qué ése interés amoroso que decidieron incluir era realmente el ideal para Bruce.  De cierto modo, necesitaba demostrar que Rachel era como Lana Lang y Selina era Luisa Lane.  Debido a lo poco desarrollada que está esa relación, la escena final en el café no funciona tan bien como debería como un epílogo satisfactorio para la historia de Bruce Wayne.


¡Tú NO eres Robin! 
Mientras tanto, tenemos a John Blake compitiendo con Selina por la atención del público por el preciado título del mejor personaje secundario de la cinta.  Si no pasáramos tanto tiempo con él, el personaje de Selina podría haber sido desarrollado competentemente para llegar a ser la compañera ideal para Bruce.  Y sin todo el tiempo que se pasa con Selina, tal vez se podría haber creado una mejor relación entre John y Bruce que habría hecho que el final de su historia encajara mejor.  Selina juega un papel de “sidekick” o compañero de aventuras del héroe durante el clímax de la película, si hubieran puesto más énfasis en la historia de John Blake, me imagino que él hubiera tenido un papel más prominente al lado de Batman durante el final.  En algunos aspectos, el guion no hace un buen trabajo con el personaje; John le dice a Wayne que él adivinó su identidad secreta luego de haberlo visto siendo un niño cuando Bruce fue a visitar el orfanato donde vivía, luego le explica que lo vio en su sonrisa, que reconoció como una máscara debido a su propia necesidad de disfrazar su rabia luego del asesinato de su padre.  La escena en sí está muy bien escrita y es una buena manera de establecer una conexión entre ambos personajes, sin embargo, no tiene sentido ni es creíble que ese momento cuando John conoció a Bruce siendo un niño, lo llevara a descubrir que él era Batman.

Dejando todo esto de lado, debo decir que me gusta el personaje de John Blake y, aceptando la historia tal y como está, no me importa la sugerencia que hace el filme de que él se convertirá en el nuevo protector de Gotham… Sin embargo, detesto la decisión de hacer que su nombre de pila sea “Robin”  Me parece una idea que demuestra que Nolan tenía una lista de cosas que los fans querían ver del universo de Batman y que lo hizo no porque encajara en la historia, sino por complacerlos.  Muchos defienden ésta decision diciendo que él les una mezcla de todos los Robin que han existido en los comics, por lo que usar su nombre simplemente los representa a todos.  Puedo entender éste punto y no estoy completamente en contra de ésa versión de la historia, creando un personaje Nuevo para ocupar el lugar de Robin.  El problema no es el destino del personaje de John Blake, el problema es que el filme falla a la hora de reflejar el corazón del rol de Robin en el universo de Batman.  El concepto de Batman y Robin es la historia de una relación, de una camaradería; no puede ser solo que el hecho de que ellos dos se parezcan en algo lleve a John a seguir el ejemplo de Bruce.  Eso está bien para ésta historia y encaja en los personajes de ésta película, pero ese NO es Robin... ése es Terry McGinnis.


¡Santas ideas revueltas Batman!
Para que ésta hubiese sido una versión más satisfactoria de la historia de Robin, tenía que haber una conexión más poderosa entre ambos basada en la cantidad de tiempo que pasan juntos y el rol significativo que tienen en la vida del otro.  Bruce ayudó a John cuando era niño mediante el dinero que su fundación le daba al orfelinato e inspirándolo cuando fue de visita, sin embargo, eso no tiene ni por asomo el mismo impacto de la historia clásica de Robin porque no fue realmente una influencia personal.  Del otro lado de la ecuación, John ayudó a Bruce dándole ánimos para salir de su aislamiento y regresar al mundo (bueno, no ánimo, pero si un motivo lo suficientemente bueno) Esto podría haber sido mucho más significativo si la cinta lo hubiera convertido en un momento más dramático y lo hubiera puesto en el centro de la historia, pero así como está, la decisión de Bruce de regresar de su aislamiento ocurre demasiado pronto y demasiado fácil.

Lo que me lleva a mi siguiente punto: La mayoría de los fanáticos de Batman probablemente estarán de acuerdo en que las dos historias de los comics que están más representadas en TDKR son KNIGHTFALL y EL CABALLERO OSCURO REGRESA.  Después de ver la película, siento que esas dos historias no se complementan entre sí.  EL CABALLERO OSCURO REGRESA nos muestra el regreso triunfal de Batman, cuando él elige volver luego de haberse retirado y KNIGHTFALL nos muestra… el regreso triunfal de Batman luego de recuperarse de una lesión en la espalda causada por Bane.  Al ponerlos juntos, estos dos regresos se perjudican uno al otro.  en TDKR, luego de 8 años sin ser Batman, Bruce básicamente se amarra un aparato en la pierna para lidiar con su lesión (que nunca entendí cuando le ocurrió, por cierto) se pone el traje y ya, es Batman otra vez.  Con lo frágil que Bruce se ve al comienzo de la cinta, hubiera tenido más sentido verlo TRABAJAR para volver a estar en Buena condición física para poder salir y ser Batman de Nuevo.  Me da la impresión que eligieron NO mostrar el entrenamiento necesario para lograr volver a las andadas, porque lo iban a mostrar “entrenando” más adelante mientras se recuperaba de lo que le hizo Bane.  Como resultado de esto, el primer regreso se siente vacío, así que todo el tema de su “retorno” luego de 8 años no produce el efecto que debería.

¡Bienvenido a mi humilde hogar!
Si lo piensan bien, el Segundo regreso tampoco fue muy dramático, en parte porque ya el filme nos había mostrado un momento de “¡SÍ! ¡Batman volvió!  De paso, Bane quebrando al murciélago no es tan efectivo como elemento de la historia como lo fue en KNIGHTFALL.  Allí, Bane idea un plan para derribar al aparentemente indetenible Batman en su mejor momento.  Lo pone en la mira específicamente, lo hace sufrir y cuando ya Batman ha dado todo lo que tiene, lo quiebra y lo presenta así ante el mundo para que todos supieran que él había vencido al legendario hombre murciélago.  TDKR no posee el mismo efecto al mostrar la caída de un gran héroe; el filme nos presenta a un Batman que ha estado fuera del juego por casi una década, un Batman que no posee ni la convicción ni la determinación que tenía antes de retirarse y que es una sombra de lo que era antes tanto en cuerpo como en espíritu.  Al contrario de lo que sucede en KNIGHTFALL, Bane no es el responsable del debilitamiento de Batman, que es lo que le permite vencerlo; haciendo que su victoria se sienta menos monumental.  En TDKR no se siente que el plan de Bane de derribar a Batman sea lo suficientemente personal para que su caída y eventual regreso tenga el peso que debería tener.

Bane no hizo mucho realmente para lograr que Batman saliera de su auto encierro así que, cuando Batman va tras él, da la impresión que el derrotarlo y castigarlo es algo secundario en comparación a la meta “más importante” y no una parte integral de su plan.  Bane comienza a ejecutar su complot para apoderarse de Gotham y cuando Batman, por casualidad, sale de su retiro e intenta detenerlo, Bane le tiende una trampa para vencerlo, así lo saca del camino y puede hacerlo sufrir por lo que ha hecho.  De hecho, dejar a Bruce en bancarrota es la única acción deliberada que Bane toma en su contra antes de su primera pelea.  Luego de vencerlo, ni siquiera se toma la molestia de presentar su mascara rota al mundo para reafirmar su dominio y demostrar que ahora si, Batman no volverá.  Esto hubiera hecho el regreso de Batman mucho más dramático, porque la gente al verlo volver, sentiría como si la esperanza hubiese regresado.  Mientras que TDKR nos muestra un conflicto a gran escala y con mucho en peligro, de cierta forma no logra presentar el conflicto final entre héroe y villano de una manera satisfactoria, dramáticamente hablando.


Hannibal lecter llamó, quiere su mascara de vuelta.
Como mencioné antes, el plan para destruir Gotham no tiene nada de Nuevo y no tiene mucho sentido ésta vez, así que un mayor énfasis en todo el asunto de la “venganza personal” habría sido más efectivo.  Bane sabe la verdadera identidad de Batman; si en verdad hubiera querido castigarlo, ¿por qué no empezar a hacerlo hiriéndolo donde más le duele y atacar a Alfred?  TDKR nunca me tuvo al borde de mi asiento por temor a la vida de ningún personaje como lo hizo TDK con Rachel Dawes y la familia de Jim Gordon.  Seguro, la escala de peligro es mayor en ésta historia, pero nunca creí que terminaría con una explosión nuclear asesinando a millones de personas, o que Jim Gordon moriría al romperse el hielo, congelándose.  Cuando volví a ver Batman Begins hace poco, al ver la escena en la cual Alfred Consuela al joven Bruce, me di cuenta de que si Alfred hubiera muerto en TDKR, no habría parado de llorar.  Aunque la muerte de Alfred habría hecho la película más emotiva, no estoy diciendo que necesariamente debía ocurrir; sin embargo, el ponerlo en una situación de verdadero peligro en algún momento, me habría hecho temer genuinamente por su vida, lo que habría proporcionado algo más de intensidad al filme.  Poner en peligro a Alfred tal vez suene algo cliché, pero habría sido una buena forma de mostrar lo mucho que significa él para Bruce y, al mismo tiempo, le habría dado un empujón emocional a la pelea final.  

Ahora que lo pienso, otra parte significativa de la historia que no me sentó bien, fue cómo manejaron la relación entre Bruce y Alfred.  Michael Caine estuvo genial como Alfred… el poco tiempo que lo vimos… pero dejó la historia demasiado pronto y quedó por fuera demasiado tiempo.  También pienso que, siendo el final de la historia, hubiera sido bonito ver a Bruce expresar algún tipo de afecto y apreciación por la única persona que estuvo allí para él cuando más la necesitaba durante casi toda su vida.  ¡Hasta nos muestran una escena en la que Bruce le expresa su gratitud a Gordon por lo que hizo la noche en que murieron sus padres! Cuando Bruce y Alfred se ven en ese café, no se sintió bien que Bruce lo tratara como a un viejo amigo al que se le tiene cariño, pero con el que no vas a tratar más.  Habría quedado más satisfecho incluso si Bruce simplemente hubiera susurrado “gracias” como una simple y sutil manera de decirle a Alfred cuán grande fue el impacto que tuvo en su vida.

¿Ni siquiera un bono por despido injustificado?

Finalmente, quisiera reforzar mi idea de que la película falló al tratar de desarrollar las piezas individuales de la historia para conectarlas efectivamente.  Por ejemplo; Lucious Fox, Peter Foley, y la mejor amiga de Selina se pierden en la historia.   Además, como lo mencioné a lo largo de éste ensayo, hay un gran número de elementos de la trama que se perjudican mutuamente:

•Las relaciones de John Blake con Bruce Wayne y Jim Gordon no se desarrollan lo suficiente porque buscan conectarlos a ambos sin utilizarlos a los tres como un grupo.

Él siempre se lleva los aplausos... ¡Maldito Batman!

•En The Dark Knight, los personajes con los arcos argumentales más importantes son: Bruce Wayne, Jim Gordon y Harvey Dent.  The Dark Knight Rises intenta enfocar la historia en cuatro personajes además de Batman: Bruce Wayne, Jim Gordon, Selina Kyle y John Blake.  El Comisionado Gordon se siente poco usado en comparación con su rol en las otras dos Cintas.  Mientras tanto, el filme no logra usar ni a John Blake ni a Selina Kyle tan bien como fue usado Harvey Dent.  El rol de Selina ayudando a Batman, le quita mérito al rol de John Blake como el aliado que se convierte en el sucesor, y ésta división de enfoque entre ambos, incapacita la habilidad de la peli de desarrollar una relación satisfactoria entre Selina y Bruce.

¡Eramos muchos y parió la gata!

•La habilidad del filme de desarrollar la relación entre Bruce y Selina también es incapacitada, y la culpa la tiene la relación de él con Miranda Tate.  Tal vez si no estuvieran pasando tantas cosas al mismo tiempo, podrían haber hecho de éste, un interesante triangulo amoroso; uno que simbolizara una lucha interna para Bruce.  Miranda representaría sus esfuerzos por llevar una vida normal y Selina representaría su llamado a ser Batman y lo emocionante de ésa vida.  Una mayor atención a Miranda en su rol como la relación amorosa “buena” y “normal” de Bruce, hubiera hecho de su traición y la subsecuente revelación de su verdadera identidad un hecho mucho más dramático.  Así, esa puñalada por la espalda podría acuñar la idea que, tal vez, Bruce está destinado a llevar una vida que NO es normal.


"Cualquiera de las dos me sirve" - Bruce Wayne

•Una vez que Miranda se revela como Talia, la verdadera fuerza detrás de todo lo que estaba pasando, el rol de Bane como villano principal simplemente queda minimizado.  Éste hecho se ve incluso reflejado en la forma en que muere, tan anticlimática y sin siquiera una coda para su personaje.  Sin embargo, la dominante presencia de Bane durante la película, evita que la audiencia sienta a Talia como una peligrosa mente maestra de la misma forma en que Ra's al Ghul se sintió en BB.  Cuando él reveló su rol como el amo del Espantapájaros, se apoderó exitosamente del rol de villano principal de la cinta.  Talia se gana algo de respeto por ser la niña que logró escalar y escapar del foso, sin embargo, el poco tiempo real que tiene como villana y la falta de alguna escena de acción memorable que la involucre una vez que se conoce ésta información, hace que no llegue al mismo nivel de respeto que Ra's al Ghul tuvo.  Como resultado de esto, ninguno de los dos (Bane o Talia) terminan sintiéndose realmente como el "villano principal"




•La misión de Ra's al Ghul ya no tiene sentido, porque los escritores insistieron en librar a Gotham de crimen organizado con la Ley Harvey Dent para poder justificar el absurdo “retiro” de Batman.  Ra's al Ghul era un extremista, pero todo lo que hizo fue al servicio de su versión de “justicia”; el destruir una ciudad normal y segura, no sirve a ese concepto a los ojos de nadie.  Si hubieran querido realmente ir por ese camino, debieron dejar esa tontería de los 8 años de ausencia y la Ley Harvey Dent de lado.  Puedo incluso imaginarme un monólogo de Talia que encajaría perfectamente con la historia de Batman y que justificaría su deseo de destruir Gotham:

"Asesinaste a mi padre y no le permitiste hacer lo que era necesario porque creías que podrías salvar ésta ciudad pero, ¿cuál ha sido tu logro? Dejaste que un payaso loco sembrara el caos sobre su gente y no tuviste las agallas de acabar definitivamente con ése perro rabioso.  Mientras sigas con ésta cruzada estúpida, más como él aparecerán, porque lo único que inspiras es locura... ése ha sido tu verdadero legado. Para que se haga justicia, Gotham debe morir, y tú con Ella"
 
Algo así, hubiera sido una gran reflexión sobre la batalla que Bruce ha luchado durante toda la trilogía y serviría como una excelente representación del verdadero espíritu de la historia de Batman.  Bruce enfrenta una batalla de nunca acabar debido a su llamado, así que, si en verdad querían que éste filme fuera el final de Batman, esto habría añadido una interesante capa de subtexto a la muerte de Bruce… o a su deseo de fingir su muerte.


¡El WiFi de Gotham es pésimo!

•Las tramas de Knightfall y El Caballero Oscuro Regresa no funcionan juntas.  Si hubieran querido hacer una historia positivista sobre Batman recuperándose de una derrota enfrentando la mayor de las adversidades, habría funcionado mejor sin el elemento del “retiro” de Bruce, así el filme tendría una muy dramática escena mostrando el regreso del hombre murciélago.  Era necesario que Batman saliera de su retiro para enfrentar la amenaza que Bane suponía para Gotham, pero de la forma en que fue escrito para la peli, sugiere que Bruce se estaba poniendo en peligro porque realmente no le importaba vivir o morir.  Batman podría haber tenido esa gris visión sobre su vida al principio del filme incluso sin haberse retirado; el amor de su vida estaba muerto, así que todo lo que le queda es ser Batman para una ciudad que lo odia y ya no lo necesita en realidad (si mantienen la Ley Harvey Dent en la historia)   El único otro rol que su “retiro” juega en la historia, es para tener a un Batman debilitado y fuera de práctica, porque de esa forma Bane puede vencerlo; pero, si se hubieran adherido más a la historia de Knightfall, habría sido mucho más interesante, al hacer que Bane desencadenara una serie de eventos que debilitaran a Batman antes de su pelea. 

¿Cuánto tiempo tenemos que estar parados así?

•Por otro lado, si lo que querían era hacer una historia positivista sobre Batman regresando luego de años de ausencia, debían haber puesto más énfasis en la idea de su regreso y convertirlo en el foco principal de la historia. En lugar de tener a Alfred diciendo que su regreso es como volver a caer en la drogas, habría tenido más sentido si él mas bien lo entusiasmara a hacerlo luego de ver que  Bruce ha dejado de vivir sin esa misión que lo impulsaba.  Luego de establecer claramente la razón por la cual Bruce deja de ser Batman, el filme podría tomarse el tiempo de hacer que John Blake busque convencerlo de volver al ruedo.  Así, Bruce podría rehusarse a hacerlo en un principio, pero luego, ocurriría algún evento dramático que le quitaría ésa apatía y lo motivaría a comenzar a entrenar de Nuevo y volver a las andadas para luchar contra el mal que amenaza a Gotham.  

Fuera de cámara: El mal que amenaza a Gotham

•Cualquiera de ésas dos opciones habría sido un poderoso hilo argumental, pero juntas, ninguna de las dos alcanza realmente su verdadero potencial.

Estoy consciente de que mis sentimientos de decepción con TDKR no son compartidos por muchos fanáticos, pero les aseguro que no escribo esto por algún deseo ego maníaco de ir en contra de la opinión popular y atacar una película que otros aman.  Me alegra que muchos disfrutaran de la peli, pero espero haber podido mostrarles que está muy lejos de ser perfecta.  
Hasta ahora, he hecho lo mejor posible para ilustrar lo que creo son las fallas que tiene a nivel de ejecución de su premisa; y en la Parte 3 de éste ensayo, trataré de explicar por qué creo que ésta historia no fue la mejor manera de terminar la trilogía.
 
 
Foto: La Trilogía
 
 
Pronto la PARTE 3...
Nos vemos en la sala de cine.