VIDEO DEL MOMENTO: BLOCKBUSTERS DEL 2015

TRAILER DEL MES: ANT-MAN

MOMENTO ÉPICO DEL MES: PELEA FINAL DE "THE RAID" 2 CONTRA 1

lunes, 21 de abril de 2014

EL VELO DEL LADO OSCURO: PRÓLOGO

PROLOGO: No preguntes por qué


“No Puedes ganar. Pero hay alternativas a la lucha.”
— Obi-Wan Kenobi,
Una Nueva Esperanza














En Agosto del 2010, publiqué un muy particular ensayo, algo polémico, titulado  “¿Por qué Me Gusta La Amenaza Fantasma”? Me senté a escribir mi defensa del Episodio I por motivos de frustración personal, cansado como estaba de tanto odio y críticas dirigidas hacia lo que yo considero es un excelente filme.  Dicha disertación salió de mí con algo de rabia y rencor, para restregar la nariz del rostro de esa ola de críticas anti precuelas.

Me dije que era solo un gesto simbólico de desafío… además de una buena razón para que la gente visitara mi blog… y una forma de entretener a aquellos que tuvieran la paciencia de leer ese ensayo tan largo que alababa una peli que al parecer todo el mundo odia.
 
Estaba equivocado.

Desde que publiqué el ensayo, varias personas que apreciaban el Episodio I igual que yo, me dieron las gracias por poner en palabras lo que ellos también admiraban de la peli e incluso algunos me dijeron que los había convencido de que no era tan mala en realidad y sólo uno o dos me llamaron idiota… lo cual considero una victoria.

Tal reacción positiva aún me sorprende e inspira, así que he decidido escribir un ensayo similar sobre el Episodio II de ésta saga: “El Ataque de los Clones”

La primera decisión que tome con respecto a mi análisis del Episodio II fue cambiarle el título.  "¿Por Qué Me Gusta La Amenaza Fantasma?" era un título que pretendía causar shock, algo parecido a proclamar ¿Por Qué Me Gusta Hitler? o ¿Por Qué Me Gusta La Mierda de Perro?  Pero de pronto entendí que no quería escribir una continuación que se llamara ”¿Por Qué Me Gusta El Ataque de los Clones?” Ya no siento la necesidad de defender mis gustos o de convencer a alguien de cuánta razón tengo… Ese motor no solo se quedó ya sin gasolina, sino que partió la base de la caja y ya no enciende más.  Mi admiración por éstas películas no es algo que deba justificar, simplemente quiero explorar sus significados yasí ayudar a los lectores interesados a apreciarlas.  Por lo tanto, no pienso tomar una postura defensiva para racionalizar por qué me gustan.

No hay un por qué… simplemente me gustan.

Escribir ésta disertación será una tarea mucho más difícil sin el combustible de la rabia y la agresión.  Yoda tenía razón: "Con fluidez, surgen, rápido se unen a ti en una pelea"  Pero he decidido arrojar mi sable laser y enfrentarme al Imperio del Mal desarmado, rehusándome a utilizar sus métodos.  Por ende, éste ensayo puede que me tome más tiempo de lo normal terminarlo, pero creo que el resultado será mucho más fuerte y más sofisticado de lo que sería si tomara el camino rápido y fácil.
 
Pero eso se los dejo a ustedes, queridos lectores, que tendrán la palabra final.  Ésta disertación tendrá la misma estructura que el anterior, es decir, serán dos trilogías: Las Partes del I al III se enfocarán en la trama y la narrativa desde una perspectiva racional y las Partes del  IV al VI explorarán los temas y el simbolismo del filme.
 
Para proporcionarle a ésta disertación una “obertura” adecuada al caso, quisiera culminar ésta introducción presentándoles el prólogo de lo que fue llamado Journal of the Whills de la novelización original de STAR WARS: De Las Aventuras de Luke Skywalker de 1976.  Escrito por Lucas y Alan Dean Foster basado en las notas de George. Las referencias a la Antigua República demostraron ser muy exactas y relevantes para las precuelas, estrenadas más de 20 años después.

Por supuesto, hay algunas diferencias entre lo que cuenta éste Journal of the Whills y lo que terminó ocurriendo, pero es admirable lo claro que estaba Lucas acerca de qué ocurrió y cómo cayó la República.

En otra galaxia, en otro tiempo.

La Antigua República fue leyenda, más grande que la distancia o el tiempo.  No hay necesidad de saber lo que era o de donde vino, sólo hay que entender que era… LA REPÚBLICA.

Así, bajo el sabio mandato del Senado y la protección de los Caballeros Jedi, la República prosperó y creció.  Pero, como suele suceder cuando la riqueza y el poder van más allá de lo admirable y alcanzan lo increíble, aparecieron aquellos cuya codicia sólo era superada por su maldad. 

Así ocurrió que la República estaba en su mejor momento pero, como el más grandioso de los árboles, que es capaz de resistir cualquier ataque externo, la República se deterioraba desde adentro… aunque el peligro no era visible desde fuera.

Con la complicidad de algunos individuos con sed de poder dentro del gobierno y los masivos órganos comerciales, el ambicioso Senador Palpatine logró ser elegido Presidente.  Prometió unificar a los marginados entre el pueblo y restaurar la tan recordada “Gloria” de la República.

Una vez seguro en su nuevo cargo, se declaró a si mismo Emperador, aislándose de la gente.  Pronto terminó siendo controlado por los mismos asistentes y lame botas que él mismo había designado en su gabinete y los gritos de justica del pueblo no alcanzaron sus oídos.

Habiendo exterminado mediante la traición y la villanía a los Caballeros Jedi, guardianes de la justicia en la galaxia, los Gobernadores Imperiales y los burócratas se prepararon para instituir un reinado de terror entre los mundos de la República.  Muchos utilizaron a las fuerzas imperiales y el nombre del cada vez más aislado Emperador para impulsar sus ambiciones personales.

Pero un pequeño número de sistemas se rebelaron contra éstos ultrajes, se declararon en oposición directa a éste Nuevo Orden y comenzaron la gran batalla para restaurar a la Antigua República.

Desde el principio estaban superados en números y en armas por los sistemas leales al Emperador.  En esos primeros y oscuros días, parecía que la brillante luz de la esperanza y la resistencia iba a ser extinguida antes de poder iluminar el camino a una galaxia de individuos oprimidos y golpeados…

De la Primera Saga.
Journal of the Whills

"Estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado… y por supuesto se convirtieron en héroes." — Leia Organa de Alderaan, Senadora

martes, 21 de agosto de 2012

EL CABALLERO OSCURO ASCIENDE (Un ensayo Impopular) Parte 3


Parte 3: ¿Es éste el final adecuado para la trilogía?

Con una película como The Dark Knight Rises, la gente suele discutir sobre lo bien ejecutada (o no) que está la historia, pero pocos se preguntan realmente si ésa historia es la adecuada para la cinta.  The Dark Knight Rises sigue una continuidad establecida y no se nos presentan otras alternativas que podría tomar la historia. Sin embargo, creo que es algo importante que tomar en cuenta cuando se trata de un filme que no solo sirve como continuación de una historia que empezó dos películas atrás, sino que de paso, es el capítulo final de la misma.  Un final tiene el poder de derrumbar ó elevar una serie basándose en si puede o no complementar las anteriores partes de la historia.  Veamos por ejemplo a Toy Story 3: la escena final de la peli es Hermosa, emocional y se siente como la manera exacta de terminar la historia porque de nuevo, toca el tema del cambio, que es central en toda la trilogía.  Por otro lado, The Dark Knight Rises no se siente como un final tan apropiado para la trilogía de Batman de Christopher Nolan por múltiples razones.

Si miramos las primeras dos películas, hay una progresión natural en la forma en que la historia se desarrolla de BB a TDK.  La escena final de BB nos presenta una conversación entre Batman y Jim Gordon sobre su misión de sacar a Gotham del atolladero criminal en el que está.  Comentan sobre lo que aún hay que hacer y lo que han logrado hasta el momento… Y entonces Gordon saca el tema de la “escalada”, algo que Batman no parecía haber tomado en cuenta.  Si la policía comienza a perfeccionar su trabajo en la guerra contra el crimen, la mafia tomará los pasos necesarios para mantenerse en el poder.  La ciudad incluso pareciera tener lista una respuesta para Batman cuando Gordon le muestra la carta del Joker; la tarjeta de presentación de un nuevo criminal que comparte su gusto por la teatralidad.  Como todos sabemos, éste criminal es el antagonista principal de TDK, El Guasón (o el Joker, como quieran llamarlo) Sin embargo, TDK hace mucho más que sólo utilizar el villano que nos dejaban como pista al final de BB.  El Joker es una completa realización del tema de la “escalada” que se presentaba en ésa conversación. 

Bruce: "Sabía que la mafia no se iba a dejar vencer sin luchar, pero esto es diferente… Se pasaron de la raya"

Alfred: "Usted se pasó de la raya primero, señor.  Los reprimió, los golpeó hasta el punto de hacerlos sentir desesperados y, en su desesperación, recurrieron a un hombre al que no entendían del todo"


Con ésta conversación, TDK regresa, muy sutilmente a esa escena final de Batman Begins.  Hasta ése momento, Batman confiaba en poder entender la guerra que estaba luchando y los retos que debía enfrentar.  Con el Joker, las reglas del juego no cambiaron, desaparecieron del todo.  Las palabras de Alfred hacen hincapié en el hecho que el Joker representa esa escalada que resultó de la misión que Bruce inició en la primera película.  A partir de allí, TDK nos muestra la historia de Bruce siendo presionado hasta sus límites en su lucha por lidiar con el Joker, quien es a la vez su igual y su opuesto de una forma que Batman jamás podría imaginar.
En la foto: Separados al nacer.
La escena final de  The Dark Knight es crucial para intuir la dirección e impulso de la historia, pero hay otras escenas importantes durante el resto de la película que no pueden ser ignoradas: 

Antes de la conferencia de prensa que Bruce iba a utilizar para revelar su identidad como Batman y entregarse, él tiene una conversación con Rachel que hace referencia a algunas cosas que son muy importantes para su historia durante el resto del filme. 

Bruce: " Una vez me dijiste que si llegaba el día en el que yo terminaba con todo esto, estaríamos juntos”
(una referencia directa a su última escena juntos en Batman Begins)

Rachel: "Bruce, no me conviertas en tu única esperanza para una vida normal”


Pero eso es exactamente lo que hace.  Rachel era su luz al final del túnel y el final feliz que había imaginado una vez que su trabajo como Batman hubiera terminado.  Con esto en mente, cuando el Joker obliga a Batman a elegir entre salvar a Rachel o a Harvey, él no solo está escogiendo la vida de uno de ellos, está tomando una decisión sobre qué es lo más importante para él.  Rachel representa su esperanza de tener felicidad y una vida normal más allá de Batman y Harvey representa su mejor oportunidad de ganar la guerra contra el crimen y completar su misión.  Lo importante es, que Bruce decidió aferrarse a su oportunidad de una vida normal, pero eso le fue arrebatado, lo que lo deja sólo con la misión.  En la escena final, Dos Caras le pregunta a Batman: “¿Por qué fui yo el único que lo perdió todo?” a lo que Batman responde con: “No lo fuiste”  Con esa frase, Bruce reflexiona dolorosamente, en lo duro que fue perder a Rachel.  Ya no tiene ninguna esperanza para su vida personal, sin embargo, todavía tiene a Batman… de hecho, eso es básicamente lo único que tiene ahora. 

Ahora llegamos al final del filme, y escuchamos a Jim Gordon explicarle a su hijo el rol que ahora Batman debe cumplir:

"Porque él es el héroe que Gotham se merece, pero no el que necesita ahora.  Así que lo cazaremos, porque él puede soportarlo… porque él no es nuestro héroe… es un guardián silencioso… un protector vigilante… un caballero oscuro"

Ése discurso final es, simplemente perfecto.  Cuando escuchas esas palabras finales, se nos revela que el título de la película no es sólo el “apodo” de Batman, sino una reflexión sobre quién es el personaje y ése es un rol que Batman es lo suficientemente desinteresado para interpretar.  Nótese que todo se enfoca hacia lo que Batman está dispuesto a hacer: Ellos lo cazarán porque él puede soportar ser perseguido.
Sé que me tomé algo de tiempo para llegar a esta conclusión, pero lo hice para poder delinear bien el viaje de Bruce durante las primeras dos películas.  Batman Begins nos muestra a Bruce canalizando su ira en algo positivo para convertirse en Batman; The Dark Knight nos muestra cómo es llevado a sus límites, para verlo convertido definitivamente en Batman.  De ninguna forma nos dicen que Bruce se ve forzado a dejar de serlo; hubo un momento durante el filme donde esto casi ocurre, pero Alfred lo animó a soportar el odio de la gente para poder hacer lo que era necesario para Gotham.  Ésa es la elección que él hizo cuando el Joker exigió que se entregase y es la misma decisión que toma al final.  Él sabe que la gente se pondrá en su contra ahora, pero decide soportar esa carga y continuar. 

The Dark Knight Rises interrumpe la fluidez de la trilogía, ya que no sigue la trayectoria de la historia de Bruce Wayne.  Su retiro no se siente como una progresión natural, tomando en cuenta como terminó TDK.  Las dos primeras películas nos mostraron a un Bruce Wayne que era impulsado tanto por su amor por Rachel como por su dedicación a la guerra contra el crimen.  Con su esperanza para una vida normal más allá de Batman muerta, sería natural para él dedicarse de lleno a ser el Hombre Murciélago que simplemente renunciar.  Batman fue creado, parcialmente, como una vía de salida para el dolor y la rabia de Bruce, por esa misma razón, sufrir una pérdida como la de Rachel lo habría llevado a refugiarse mucho más en esa parte de su identidad.
Ser o no ser... he ahí el dilema.
Aparte de su depresión, la única otra justificación que nos dan para explicar por qué Bruce dejó de ser Batman fue la Ley Harvey Dent.  Éste punto de la trama en particular me causó mucha frustración por múltiples razones (una de las cuales ya detallé en la parte 2 de éste ensayo)  La Ley Harvey Dent básicamente acabó con el crimen organizado en Gotham.  Algunos de ustedes tal vez digan que ésa fue la razón por la cual Batman y Jim Gordon encubrieron los crímenes de Harvey, pero la verdad es que no es cierto.  En ningún momento TDK dio a entender que se habían librado completamente del crimen organizado; de hecho, lean éste fragmento de diálogo del filme en el que se explica la victoria que obtuvo Harvey, que era lo que al final trataban de proteger: 

Alcalde García: "549 criminales a la vez, ¿Cómo convenciste a Surrillo de seguir adelante con ésta farsa?”
Harvey Dent: "Ella comparte mi creencia en la justicia; después de todo, es una Juez"

Alcalde García: "Pues incluso si logras que Surrillo condene a alguien, vas a establecer un record mundial de apelaciones"


Harvey Dent: "No importa.  Los criminales principales saldrán bajo fianza, segur; pero los de nivel medio no podrán.  No pueden permitirse estar fuera de las calles por el tiempo que dura un juicio y apelar, así que harán tratos, los cuales incluirán un tiempo en la cárcel.  Piensa en todo el bien que podrías hacer con 18 meses de calles libres de crimen."

Junto con la imagen del héroe en el que Gotham necesitaba creer, esto es lo que Batman buscaba preservar cuando decidió inculparse por los crímenes de Harvey.  Los criminales poderosos iban a seguir haciendo de las suyas y los de nivel medio de sus organizaciones respectivas volverían en 18 meses.  Para ponerlo en términos de Star Wars:  En Batman Begins, Batman y Jim Gordon iniciaron la Alianza Rebelde, luego, en The Dark Knight, Harvey Dent los ayudó a destruir la Estrella de la Muerte, lo cual fue una gran victoria para ellos, pero eso no quería decir que habían acabado con el Imperio Galáctico, ¿me explico?  Obviamente, el simple hecho que la Ley Harvey Dent no forma parte del final de TDK, no lo convierte automáticamente en un error de continuidad; es creíble que algo como eso pudiera ocurrir y puedo incluso dejar pasar el hecho que sólo con crear una simple ley,  la ciudad acabó completamente con el crimen organizado.  Mi problema está en el efecto que ésa ley tiene en la historia a gran escala. 

Una de las cosas que separan a las dos primeras Cintas de Batman dirigidas por Nolan de otras interpretaciones del personaje e incluso de otras películas de súper héroes, es el hecho que las mismas le dan a Batman una misión concreta.  Mientras que la mayoría de éstas pelis tienen amenazas al azar que no se conectan de una película a la otra, la misión del Hombre Murciélago en ésta serie permite que el conflicto fluya y se expanda en el transcurso de las dos primeras partes.  Rachel le explica a Bruce que el hombre que asesinó a sus padres era producto del ambiente creado por hombres como Carmine Falcone, el mafioso que prácticamente dirigía la ciudad.  Una vez que él entiende eso, Bruce no se dedica a correr por ahí, atrapando carteristas; él quiere salvar a Gotham luchando una Guerra contra hombres como Falcone.  Bruce dice: "Voy a mostrarle a la gente de Gotham que su ciudad no le pertenece a los criminales ni a los corruptos" Ésa guerra contra el crimen organizado es la razón por la cual él se convierte en Batman y la fuerza que lo motiva en las dos primeras pelis.  Todo está conectado a eso; Ra's al Ghul quiere destruir Gotham porque cree que está tan llena de crimen que es imposible salvarla.  El Joker aparece en escena como resultado de la escalada que Batman inició al comenzar su Guerra.  Casi todos los elementos de la historia se derivan de ello de una u otra forma.  Hasta que llega la Ley Harvey Dent, con la cual el crimen organizado, ese crimen organizado sobre el cual toda la historia estaba construida, llega a una conclusión totalmente anticlimática, ya que nos enteramos de ella por un pequeño discurso del Alcalde.  Es casi como si al inicio de El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey, de pronto vemos a Frodo y a Sam sentados en La Comarca, hablando de cómo Gollum les hizo un favor y se llevó el anillo él solo el resto del camino.  Admito que la comparación es un tanto extrema, pero si vemos las primeras dos Cintas de la trilogía de Nolan y pensamos en éste punto, creo que se darán cuenta que mi argumento es válido.  Al igual que en la trilogía del Señor de los Anillos, los personajes de ésta historia luchan para lograr algo durante el transcurso de los dos primeros filmes y ésa lucha continúa en el tercero.  La misión de Batman no es tan tangible como las de los héroes de Tolkien, pero está allí sin duda, y el hecho que TDKR se deshaga de ella así tan como si nada hizo que para mí, no se sintiera como una apropiada continuación de la historia.
Otra cosa que tampoco me pareció bien fue la forma en que TDKR socava uno de los temas principales de TDK, la idea de la mentira noble.  Al final de The Dark Knight, Batman decide asumir la culpa de los crímenes de Dos Caras porque sabía que Gotham necesitaba creer en Harvey Dent.  Cuando Bruce decidió convertirse en Batman, no era solo para asustar a los criminales, también lo hizo para darle a la gente un símbolo en el que pudiera creer.  Algo que fuera incorruptible y duradero; sin embargo, ser Batman tiene sus limitaciones.  Como él trabaja fuera del sistema, se esconde entre las sombras y rompe la ley, Batman no puede ser un símbolo indiscutible de justicia.  El filme nos muestra que incluso luego de un año siendo Batman y sirviendo a Gotham, hay gente que se ve inspirada por sus actos y personas que se preguntan si está haciendo algo realmente positivo.  Cuando Bruce conoce a Harvey Dent, ve a alguien que entiende su lucha por la justicia y que puede ser el símbolo que Batman no puede ser.  Harvey es un héroe con un rostro que la gente de Gotham puede identificar como algo a lo que aspirar a ser; su imagen representa al bien limpio e incorruptible.  Bruce cree que Dent es un símbolo que puede ser más poderoso que Batman, así que su decisión de llevar la culpa es un sacrificio que hace pensando en el bien mayor.  Lo interesante es que Bruce no es el único que cree en ésa idea.  Cuando el Joker exigió que Batman se entregara, Harvey tomó su lugar porque creía en la batalla que Batman luchaba.  A mitad de la cinta, Gordon finge su propia muerte, incluso sin consultarlo con su familia para asegurar su seguridad por la misma razón. Finalmente, tenemos el engaño de Alfred, quien tenía toda la intención de darle a Bruce la carta de Rachel en la que ella revelaba su intención de casarse con Harvey Dent.  El momento en el cual él reconsidera y cambia de idea es cuando Bruce le dice: “Ella iba a esperarme Alfred, Dent no puede enterarse nunca”  Esa segunda parte de la frase es la crucial.  Bruce quería ahórrale a Harvey el dolor de saber que Rachel iba a dejarlo.  Está tratando a Dent de la misma forma en la que le gustaría ser tratado.  Alfred entiende esto y finalmente maneja la situación de acuerdo con el mismo concepto de decencia y amabilidad de Bruce.

En la foto: Un mentiroso.
"A veces la verdad no es suficiente.  A veces la gente merece más… a veces la gente merece que le recompensen su fe"

Con éstas mentiras nobles, TDK confronta los conceptos y convenciones morales y los lleva a un lugar donde no todo es blanco o negro.  La mentira de la que Batman está dispuesto a formar parte es un sacrificio noble y puedes incluso escuchar la admiración en la voz de Jim Gordon cuando le habla de él a su hijo en los momentos finales del filme.  Dado el lugar que ocupa éste tema en particular, es decir, justo al final de la cinta y el hecho que es dicho abiertamente, no es una locura pensar que ése es el mensaje principal de la misma.  Así que, ¿por qué diablos iba la secuela prácticamente a pisotearlo?

The Dark Knight Rises trata esa mentira noble como algo sucio e inmoral que, irrefutablemente, está mal.  Para Gordon, es causa de vergüenza, algo que lo está atormentando duramente.  El filme incluso destroza el sacrificio de Batman a través de John Blake, quien está visiblemente asqueado por las acciones de Jim Gordon cuando se entera de la verdad.  Si nunca hubiera visto TDK, habría pensado que ésta terminó en alguna especie de pacto vergonzoso al estilo de “Se lo que Hicieron el Verano Pasado”, pero en realidad fue todo lo contrario.  Las películas que forman parte de una serie se supone que deben funcionar juntas y no en contra.  La forma en que TDKR se opone a uno de los temas centrales de su predecesora le hace daño como secuela.
Mi crítica final para TDKR es la más difícil de argumentar, pero trataré de explicarla lo más claro posible.  No me gustó como la cinta cambió la historia general de Batman que la serie parecía estar contando.  Tanto BB como TDK están ambientadas en los primeros años de Bruce como Batman, al igual que las historias del comic que las inspiraron: Year One y The Long Halloween, respectivamente.  The Dark Knight nos muestra a un Bruce que continua en su rol como el Hombre Murciélago mientras aprende sobre sus limitaciones; entretanto, el tema de la escalada nos muestra a la Gotham de las películas convertirse más en la Gotham de los comics gracias a la aparición del Joker: "Cambiaste las cosas, para siempre… Ya no hay vuelta atrás"  Las dos primeras pelis casi pueden sentirse como una sola historia sobre el origen de no sólo de Batman, sino de la Gotham que los fans de los comics conocemos.  Al final de TDK, Batman está casi a punto de convertirse en la leyenda de los comics.  Como luchador contra el crimen, ha desarrollado ya casi todas sus habilidades a su más alto nivel y aun así, el personaje todavía no se ha convertido en el tipo de leyenda que Ra's al Ghul describía al inicio de BB, porque Bruce sacrificó el símbolo de lo que Batman representaba para proteger la imagen de Harvey Dent.  The Dark Knight Rises termina con Bruce dejando la lucha contra el crimen y con la imagen de Batman convirtiéndose en ése símbolo eterno que Bruce siempre quiso que fuera.  Sin embargo, el Batman de los comics es la leyenda y el luchador al mismo tiempo.  Tomando en cuenta la historia que las primeras dos películas trabajaron juntas para contar, creo que habría sido más sensible terminar ésta trilogía con Bruce en el tope de sus habilidades, habiendo recuperado el honor de Batman para convertirse completamente en ése héroe, en ésa leyenda inmortal.
"Espero que no me manden a mí el recibo de la luz"


Miremos el desarrollo de Bruce como Batman durante el transcurso de la trilogía:
Batman Begins: EL COMIENZO
The Dark Knight: 1 Año después, una continuación de sus primeros años.
The Dark Knight Rises: 8 Años después, Los Últimos Días.


Si al menos el espacio de tiempo hubiera sido de, por ejemplo, 4 años entre BB y TDK, ese salto de 8 años le hubiera dado a la serie la sensación de un comienzo, un desarrollo y un final.  Sin embargo, ya que TDK ocurre a tan poco tiempo de BB y la historia tiene ése gran ímpetu al final para pasar a la tercera parte, realmente creo que mostrar el “final del principio” hubiera sido una manera más natural de concluir ésta trilogía. 
Ese salto de 8 años y la decisión de mostrar el final de la “era” de Bruce como Batman causan unos problemas muy notables con la serie como adaptación de la leyenda del Hombre Murciélago.  En primer lugar, le hacen un poco de daño al legado del Joker como personaje y su conflicto con Batman… ¿por qué? Piensen por un momento a lo que el Joker dice en la última escena entre ellos en TDK:

"No me matarás por causa de un desubicado sentido de honor y rectitud y yo no te mataré porque simplemente eres demasiado divertido.  Creo que tú y yo estamos destinados a hacer esto para siempre"


"Hoy llevas tú la pizza"
Ésa frase fue la manera perfecta de sugerir que ése no era el final del conflicto entre el Joker y Batman, sino el comienzo de una batalla sin fin entre esos dos personajes, muy similar a como sucede en los comics.  Obviamente, la muerte de Heath Ledger trajo como consecuencia que el personaje no volvería a aparecer en TDKR, pero eso no debía significar necesariamente que el rol que tenía dentro del universo de Nolan debía terminar.  Si la historia de The Dark Knight Rises hubiera ocurrido un año después de The Dark Knight y hubiese terminado con Bruce aun siendo Batman, podríamos imaginarnos que él y el Joker se enfrentarían de Nuevo en algún momento, incluso si el filme no hace referencia a ello directamente.  Sin embargo, ya que The Dark Knight Rises nos dice que el Joker no hizo absolutamente nada en 8 años y que Bruce ya no está protegiendo a Gotham al final de la historia, el rol del personaje dentro del universo Nolan está confinado únicamente a The Dark Knight. 


Piensen también en la cantidad de tiempo que Bruce fue Batman durante su vida (en la trilogía)  La línea temporal de las pelis es algo difícil de concretar, pero seamos generosos y digamos que BB nos muestra a Bruce siendo Batman durante aproximadamente 3 meses; luego lo fue durante todo un año entre BB y TDK.  The Dark Knight lo muestra como Batman por, tal vez otros 3 meses y luego, TDKR nos dice que renunció por 8 años.  Entonces, él sale de su retiro por quizás un mes y después se recupera de la lesión de su espalda para ser Batman de nuevo por menos de una semana.  Esto nos da un total de: menos de 2 años.  Eso no me parece bien.  Y no me vengan con eso del “realismo” del universo de Nolan y “esa es la cantidad lógica de tiempo que podría soportar el cuerpo de un ser humano normal si fuera Batman” (créanme, ése argumento lo he escuchado ya)  Nolan estira sus propias reglas de “realismo” cuando le conviene, así que, si él hubiera decidido finalizar su trilogía con Bruce aun siendo Batman luego de tres o cuatro años, nadie habría cuestionado el realismo de ésa situación.  El punto es que Batman no es simplemente algo que Bruce “hace”, es parte de lo que lo define como persona.  La brevedad del tiempo durante el cual él fue Batman, hace que se sienta como una parte de su vida más insignificante de lo que en verdad debería ser.
En la foto: Una vida insignificante.
Dejando de lado ése problema (que admito es algo muy personal) también pienso que mostrar el final de Bruce siendo Batman no le sienta bien al personaje.  Hay protagonistas como Frodo Baggins, Luke Skywalker, y Harry Potter cuyas historias se benefician de un final definitivo, pero los súper héroes pertenecen a otro grupo.  Cuando vemos personajes como Batman, Indiana Jones, James Bond, e incluso Jack Sparrow, se siente bien ver el final de sus historias y simplemente saber que sus aventuras seguirán.  Éste tipo de final es incluso muy común en muchas formas de narrativa.  Tanto Batman Begins como The Dark Knight logran utilizarlo efectivamente, proporcionando conclusiones satisfactorias a sus historias, más no a su personaje principal.  Muchos sienten que el final de The Dark Knight Rises es un final satisfactorio para la trilogía y debo decir que, aunque respeto ésa opinión, yo no estoy de acuerdo.  A veces, el final feliz más adecuado para un personaje es continuar con una vida llena de propósito ó aventura, y pienso que ése tipo de final es mucho más cercano al espíritu de la historia de Bruce Wayne que huir para vivir feliz para siempre con una chica que lo robó y lo traicionó.

En definitiva, aunque después de leer todo esto, pareciera que El Caballero de la Noche Asciende no me gustó, debo aclarar que no es cierto; es una buena película, pero no un gran filme, como lo fueron sus anteriores dos partes.  Si debo describir en una frase cómo me sentí después de verla, pues diré que no me aburrió nunca, pero tampoco me entretuvo siempre.


Nos vemos en la sala de cine…